INVESTIGACIÓN

Investigación

La Universidad Pedagógica es una universidad pública con carreras de grado y de posgrado gratuitas orientadas a potenciar la formación de docentes, directivos y funcionarios del sistema educativo. Desde la UNIPE sostenemos un modelo de formación docente centrado en la excelencia académica y en la investigación lo que supone concebir a los docentes, no como “agentes” del sistema educativo, sino como profesionales capaces de objetivar sus propias prácticas, de producir conocimientos a partir de las situaciones problemáticas emergentes que enfrentan en forma cotidiana y de producir teoría, vale decir justificaciones disciplinares, didácticas y pedagógicas que den cuenta en forma cada vez más consistente de su propio desempeño profesional.

En este sentido, la construcción de una actitud investigativa por parte de quienes ejercemos la docencia es una condición indispensable en el marco de las profundas y vertiginosas transformaciones sociales que conllevan a una complejización de nuestro trabajo a la luz de las nuevas demandas sociales, institucionales, de los padres y de los propios estudiantes.

El vínculo entre formación docente e investigación fue históricamente concebido de modos divergentes en los modelos pedagógicos que se han sucedido y siguen parcialmente vigentes en la formación docente inicial.

Por distintas razones, las visiones paradigmáticas que signaron la formación docente, excluyeron la investigación como uno de los pilares de la formación. Ya fuera porque el énfasis estaba centralmente puesto en la impronta civilizatoria de la escuela y la función del docente era asimilable a la de un sacerdote laico, como en la tradición normalista disciplinaria. O porque, se acentuara la formación disciplinar en la expectativa de que el docente lograra la transmisión de saberes producidos en otro ámbito como en el modelo academicista. O porque, se adjuntara a la formación disciplinar, la formación didáctica pedagógica presentándolos como campos curriculares de la formación inicial paralelos o sucesivos, pero nunca en forma integrada como en el modelo técnico-academicista. El perfil mentado del docente obturaba en estos modelos formativos cualquier resonancia en las aulas de los resultados de las investigaciones educativas.

La proliferación de los conocimientos y su rápida renovación en todos los campos disciplinares afectan la fuente tradicional de legitimación docente: el dominio de saberes diversos. Entre las nuevas misiones asignadas a los docentes se destacan la de ser garantes de la calidad de los aprendizajes de todos los estudiantes. Para lograr esta meta se requieren de capacidades tales como la gestión de la heterogeneidad social y actitudinal de la clase, la individualización de la enseñanza o la recepción de estudiantes con capacidades especiales. Asimismo, las transformaciones de los aprendizajes en condiciones en que las TIC son empleadas en las aulas como mediadoras de los procesos de enseñanza, requieren por parte de los docentes, el dominio de saberes instrumentales y comunicacionales en permanente evolución. A ello se suma, la capacidad de trabajar en equipo, de manera de posibilitar la gestión pedagógica y administrativa de escuelas crecientemente autónomas.

La consideración de los modelos pedagógicos que han hegemonizado y aun tienen mucho peso en la formación docente inicial,  los cambios epocales mencionados, y el conocimiento de la condición laboral docente basado en investigaciones de la UNIPE que monitorean en forma continua tanto aspectos objetivos relativos a su condición laboral como subjetivos (las representaciones, valoraciones y expectativas de los docentes),  resultan sustanciales en el proceso de planificación de las carreras de grado y posgrado y en la identificación de las áreas prioritarias de investigación de esta  Universidad.

El modelo pedagógico que la UNIPE promueve tiene cuatro rasgos identificatorios sustantivos:

– La semipresencialidad. Apunta a dar una respuesta a la condiciones laborales de los docentes en ejercicio, a la cuestión de la extensión territorial, y a familiarizar a los docentes / estudiantes con experiencias formativas en entornos virtuales asumiendo que esa experiencia tendrá repercusiones en el uso de las TIC´s en instancias de formación presenciales que son las características de la mayor parte de los docentes en ejercicio.

– La formación general. Se trata de un trayecto formativo que apunta a acompañar a los docentes / estudiantes de la UNIPE en el vínculo y en el conocimiento creciente de producciones culturales “clásicas” o contemporáneas leídas desde una perspectiva que permita a la vez la comprensión del contexto en que fueron producidas, sus posibles lecturas desde una perspectiva temporal y sus resonancias en el presente.

– La formación didáctico / disciplinar. En este trayecto se analizan los procesos de enseñanza de un campo disciplinar en forma imbricada con la disciplina misma, su funcionamiento escolar y las condiciones de aprendizaje de los estudiantes.

–  La formación en y a través de la investigación de las propias prácticas. Apunta a la construcción de las capacidades que posibiliten a los docentes adaptarse a la evolución social actual y futura. El trayecto se apoya sobre conceptos y metodologías de análisis del trabajo y de la actividad que apuntan a comprender la acción docente situada y a transferir a los docentes / estudiantes de la UNIPE un conjunto de herramientas analíticas que les permita evaluar su propio desempeño.