La cuarta entrega del año del suplemento especial “La educación en debate”, incluida en la edición de junio del mensuario Le monde diplomatique (edición Cono Sur), continúa la serie de trabajos realizados por la UNIPE desde 2012 y se titula “El micromachismo en la escuela”. Como siempre, puede descargarse en forma gratuita.

En el texto introductorio, Mariana Liceaga y Julián Mónaco, integrantes del equipo editorial de la UNIPE, escriben: “¿Es la escuela un lugar machista? ¿Por qué podría no serlo? Estudiantes, docentes y familias nacen, crecen y viven en un mismo sistema que el feminismo, en uno de sus principales aportes a favor de la construcción de una sociedad más justa, ha identificado como patriarcal. Las personas que habitan las escuelas no están exentas. El machismo aparece todos los días en situaciones cotidianas que convalidan y reproducen ese sistema. Funciona en las prácticas: en los actos escolares los niños actúan de Cornelio Saavedra u otro de los miembros de la Primera Junta y las niñas venden pastelitos y empanadas. Funciona, también, en el lenguaje: “La maestra es como la segunda mamá”. Una idea que, además de adjudicar la tarea de crianza a las mujeres, desprofesionaliza la tarea docente. Desandar el camino patriarcal en la escuela es una lucha cotidiana”.

El material incluye, además, entrevistas a Mirta Marina Lopez (coordinadora del Programa Nacional de Educación Sexual Integral); Carolina Molina de Vedia, Natalia Bengoechea, Natalia Pissaco y Sofía Luppino (docentes de la Escuela Provincia de Chaco del barrio de Flores); Eleonor Faur (investigadora y capacitadora); Agustina Olivera (estudiante de quinto año e integrante de la Comisión de Género del Centro de Estudiantes del Lengüitas); y el testimonio de Camila Escribal (capacitadora en escuelas iniciales y primarias de Rauch).

Con esta nueva entrega, “La educación en debate” continúa el relevo y la exploración de algunas de las principales discusiones contemporáneas en el ámbito educativo, dando espacio y voz a los diferentes miembros de la comunidad (funcionarios públicos y privados, académicos, directivos escolares, docentes y estudiantes). De este modo, como en un rompecabezas, cada pieza aporta su mirada para estimular la discusión y contribuir a pensar el aula de hoy.

a