La primera entrega del año del suplemento especial “La educación en debate”, incluida en la edición de marzo de Le monde diplomatique (edición Cono Sur), continúa la serie de trabajos realizados por la UNIPE desde 2012 e invita a pensar: “Doble jornada: más horas, ¿mejor educación?”. La publicación, #48 de la serie, puede descargarse en forma gratuita y directa.

“Se pensó esto de más tiempo de los niños en la escuela -introducen Luciana Aguilar y Marcela Terry (respectivamente docente-investigadora y socióloga, y docente y licenciada en Ciencias de la Educación)- como una oportunidad para garantizar aquello que aún se presentaba como desafío: la enseñanza de otros saberes, la presencia de nuevos lenguajes artísticos, la posibilidad de dinamizar espacios y tiempos, vitalizar la enseñanza y el aprendizaje de las áreas tradicionales del currículum, recrear las propuestas pedagógicas, sostener espacios de reflexión profesional entre los docentes, etc., etc., pensando en el aporte de la educación a la construcción de un país con mayor justicia e igualdad. Dicha meta demandaba encontrar nuevas y mejores maneras de enseñar para ofrecer a los niños más y mejores condiciones para que el aprendizaje se torne efectivo, expresión de un proyecto educativo democratizador”.

encabezadoled48

Además del texto introductorio escrito por Luciana Aguilar y Marcela Terry, el suplemento incluye entrevistas a Andrea Bruzos (subsecretaria porteña de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa), Mariela Rosney (inspectora de Educación Primaria en el distrito bonaerense de San Vicente entre 2008 y 2016), Marcela Crespo (maestra de 4º grado de la Escuela Primaria de jornada completa N° 3 de Ezeiza) y Juan Azerrat (vicedirector de la Escuela Media de jornada completa N° 3 de Villa Crespo); y el testimonio de Pedro Levy, estudiante de 5° año de la escuela de Villa Crespo.

Con esta nueva entrega, “La educación en debate” continúa el relevo y la exploración de algunas de las principales discusiones contemporáneas en el ámbito educativo, dando espacio y voz a los diferentes miembros de la comunidad (funcionarios públicos y privados, académicos, directivos escolares, docentes y estudiantes). De este modo, como en un rompecabezas, cada pieza aporta su mirada para estimular la discusión y contribuir a pensar el aula de hoy.

a