La amplificación del acceso a las nuevas tecnologías y la digitalización de archivos documentales, fotográficos y fílmicos en todo el mundo ponen a disposición de cualquier persona conectada un acervo cultural e histórico sin precedentes.

La disponibilidad, no obstante, no resulta suficiente para proponer usos interesantes. Se trata de un patrimonio, en muchos casos público, que sirve para repensar la historia, dialogar con el presente y atender a las huellas que dejaremos a las generaciones futuras en los archivos que hoy se construyen.

Los usos posibles de los archivos digitales son múltiples y necesitan del cruce con otros discursos políticos (en cuanto a ordenamientos de carácter estatal y circulación en el espacio público), historiográficos (en cuanto a la diversidad de narrativas posibles) y pedagógicos (en cuanto a la transmisión intergeneracional, los usos en las instituciones y aulas, etc.).

Este curso se propone formar a diversos agentes en un uso enriquecido de los archivos digitales en relación a las prácticas de investigación y de enseñanza; y se centra en los diálogos que se generan entre diversos lenguajes.

unnamed

Más información 4

a